Sobre la Lotenal

El juego de la Loteria Nacional de México, o Lotenal, es una tradición que llegó al país en la época de la colonia, cuando por orden del Rey Juan Carlos III de España se expidió la autorización para el funcionamiento de la “Real Lotería General de la Nueva España” en 1969. Un año después en 1970 se emitió el primer reglamento y en 1971 se realizó el primer sorteo por un premio de 84 mil pesos.

Desde siempre la idea de la lotería fue que pudiesen participar personas de todos los estratos sociales. Así es que había billetes de lotería cuyo máximo valor era de 4 pesos, pero podían dividirse en medios, cuartos y un peso.

Función social

De los ingresos de la lotería se destinaba un pequeño porcentaje a la beneficencia de los más pobres. Más tarde esta labor se convirtió en un tema prioritario y la lotería adquirió el nombre de “Lotería Auxiliar para Obras Públicas”, y de allí se repartían fondos para las obras públicas, arte y otras necesidades de la población.

En el gobierno de Benito Juárez, ésta adquirió rango constitucional y después, por decreto presidencial del 20 de agosto de 1920, se cambió el nombre a “Loteria Nacional para la Beneficencia Pública”.

Hasta que finalmente, y después de la publicación del Reglamento de la Ley de Secretarías y Departamentos de Estado de 1940, se denominó “Loteria Nacional Para la Asistencia Pública” (LOTENAL), que es como se conoce hasta la fecha.

Con los años la lotería ha seguido funcionado como un fondo de asistencia pública. Hoy en día, la LOTENAL es un organismo adscrito a la Secretaria de Salud. A través del Patronato de Asistencia Pública se distribuyen los fondos en obras como construcciones escolares y comedores.

Normas reguladoras

Las actividades de la Lotenall están normalizadas mediante la Ley Orgánica y su Reglamento Interior, publicados en el Diario Oficial de la Federación el 14 de enero y el 24 de julio de 1985.

Según esta ley, el principal objetivo de la Loteria Nacional es la generación de recursos que se destina a la asistencia pública. Estos fondos se generan de la venta de boletos a quienes desean participar en el concurso de la lotería. Una vez que se deducen los montos por entrega de premios, comisiones y la logística que implica la celebración de cada lotería, los fondos restantes pasan íntegros a la Tesorería de la Federación de la Loteria Nacional.

lotenal

Desde este organismo son distribuidos para las actividades orientadas a la defensa ecológica, rehabilitación de la salud pública, así como para la dotación de instrumental y prótesis que sirvan a las instituciones de salud que brindan asistencia a la población que no está amparada en el régimen de seguridad social.

La recaudación de la lotería está destina al servicio del pueblo en lo que refiere a la educación, salud y también al desarrollo arquitectónico de las ciudades.

En este sentido, existen obras muy representativas que se han realizado producto del destino de los fondos de la Loteria Nacional de México, como el ferrocarril México-Toluca; la edificación del Hospital General, el hospital psiquiátrico La Castañeda, la remodelación del Paseo la Reforma y la Basílica de Guadalupe, solo por mencionar las más conocidas.

Fines de la Lotenal

A diferencia de lo que sucede en la mayoría de los países, la lotería en México siempre ha tenido fines públicos, ya que su administración siempre ha estado en manos de entes del Estado y sus ingresos han servido para la realización de obras, y de hecho en la guerra de la independencia el dinero que generaba se utilizó para armar a las tropas y combatir la insurgencia.

Así como ha tenido diferentes nombres, también ha tenido diferentes sedes. La primera sede de la lotería fue Las Capuchinas, hoy Venustiano Carranza, Centro Histórico. Después el Museo de San Carlos, en Puente de Alvarado, fue su sede por una década.

Hasta que, en 1933, en la Alameda Central se colocó el Pabellón Morisco, donde también se realizaron sorteos, y luego pasó a su sede actual en la Loteria Nacional (LOTENAL), en Plaza de la Reforma.

Considerando la importancia que tiene este sistema de lotería para la Nación, su sede no podía ser menos importante. El edificio donde hoy función la LOTENAL fue abierto en 1946 y cuenta con 17 pisos de altura, característica que lo convirtió en uno de los primeros rascacielos de la época en Ciudad de México.

Durante muchos años, el edificio de la LOTENAL fue símbolo de modernidad y desarrollo. En 1950 se realizó desde allí la primera transmisión comercial de televisión de México y Latinoamérica.

Uno de los hechos históricos que resaltan en la historia de esta lotería sucedió en 2001, cuando el entonces presidente Vicente Fox protagonizó la celebración del sorteo, con propósito de los 231 años de la lotería.

Otro hecho de relevancia con respecto a la historia de la lotería ocurrió en 2010, cuando por la conmemoración del 200 aniversario de la Independencia y Centenario de la Revolución se imprimieron una serie de estampillas basadas en la Loteria Nacional de México, como una organización histórica en la Nación.

Premios de la Loteria Nacional

Los premios por los cuales se ofertan los billetes de lotería se clasifican en primer y segundo premio, y premios por aproximación; el primer premio, por lo general, equivale a diez mil veces el valor del billete, mientras que el segundo a mil veces. En los casos en los que se trabaje con tercer premio, este equivale a quinientas veces el valor del billete.

Otros billetes ofrecen premios de menor envergadura, como los sorteos de lotería instantánea, en los que de manera inmediata se sabe el resultado del billete. Entre los que se han celebrado se cuentan “Serpientes y Escaleras”, “Pégale al Gordo”, “Remolino de la Suerte”, “Rasca y Gana” y “Rascamanía” entre otros, los cuales desde 1991 se han venido desarrollando en distintas épocas.

Semanalmente, se determina el número de billetes disponibles para la venta. Esto depende de la demanda y de las necesidades de cada sorteo. Estos billetes se imprimen por series de cincuenta mil billetes en sorteos ordinarios y para cada sorteo se suelen imprimir un máximo de tres series.

En lo que se refiere al precio del billete de la lotería, estos han venido cambiando, como es lógico, con el paso de los años. Para calcular su valor se han tomado en cuenta los índices inflacionarios y los aumentos del salario mínimo.

Sorteos de la Lotenal

Básicamente son ocho los sorteos que ofrece la Lotenal. Algunos se realizan durante días ya definidos de la semana, como el sorteo MayorDe DiezSuperior y Zodiaco. Otros se llevan a cabo en días definidos por la programación oficial. El Gordo de Navidad se celebra cada 24 de diciembre. Todos los sorteos ofrecen premios diferentes y los precios varían de uno a otro.

Reconocimiento internacional

El proceso de cada sorteo de la Lotenal se considera transparente y confiable. Incluso, ha sido respaldado por la Asociación Mundial de Loterías (WLA, por sus siglas en inglés), como sucedió en 2010.

En una historia de más de dos siglos, la lotería siempre ha estado al servicio de las necesidades del pueblo mexicano, quien también forma parte importante de su consolidación. Como pocos casos en el mundo, la lotería mexicana es un sinónimo de orgullo nacional, ya que a lo largo de los años no ha hecho sino trabajar para ampliar su eje de acción en los sectores más necesitados de la población.

En el año 2017 la Loteria Nacional Mexicana o LOTENAL celebró su 247 aniversario, cumpliendo así un año de historia caracterizada por la transparencia y calidad de sus operaciones y siendo un ejemplo para otros países en todo el mundo.

Bingo, una buena alternativa online

La lotería es jugada por millones de personas cada semana a lo largo y ancho del mundo. La Lotenal no es la excepción. A pesar de que las probabilidades de ganar la lotería son muy bajas, sigue atrayendo multitudes. ¿Por qué? La respuesta es simple, una victoria puede cambiar para siempre la vida del ganador.

¿Hay algún juego que se le asemeje y que esté disponible en mayor cantidad? La respuesta es si, el bingo. Si observas cómo se juegan, la lotería y el bingo son bastante similares. En ambos casos, compras un boleto con el objetivo de que los números impresos coincidan con los sorteados. Acertar varios números te asegurarán un premio, acertar todos te darán el premio mayor, o jackpot.

¿Dónde es posible jugar bingo online? En la actualidad hay cientos, sino miles de sitios donde disfrutar todo tipo de juegos de mesa. Una ventaja de la modalidad online es que el acceso al juego es más sencillo. Sólo basta contar con una conexión estable a Internet y un smartphone, computadora o tablet. Es recomendable que juegues en sitios seguros y confiables. Por suerte, hay varios casinos online en México donde podrás elegir tu juego favorito de bingo.